La decoración de la habitación del bebé no hay que dejarla para el último momento, hay que dedicarle el tiempo que se merece nuestro bebé en recorrer tiendas y adquirir los artículos adecuados según el espacio que tengamos, nuestras preferencias y gustos. En este artículo descubrirás consejos prácticos como qué muebles son indispensables, el ambiente que debe tener y la seguridad dentro de la habitación del bebé.

Cuanto más sencillo sea el mobiliario de la habitación de los bebés, mejor. La posición, distribución y seguridad de los muebles son muy importantes porque van a determinar si son prácticos a la hora de usarlos. No llenar completamente la habitación porque más adelante el niño expresará sus propios gustos.

Muebles indispensables

  • La cuna, preferiblemente que sea de madera. Existen cunas que se pueden convertir en camas.
  • Un armario o ropero.
  • Un cambiador, (algunos cambiadores tiene integrado la bañera), estos son muy prácticos.
  • Una bañera.
  • Un parque infantil.
  • Un vigila bebés para la tranquilidad de los padres ya que estos captan cualquier sonido que se produzca en la habitación.
  • Una estantería para poner pañales, biberones, etc… que más adelante nos servirá para poner sus libros y juguetes.
  • Con el tiempo los bebés crecen por lo que sería conveniente que tuviera un baúl para los juguetes, silla y mesita para cuando empiece a hacer sus primeros garabatos.
  • Una mecedora en la habitación del bebé con confortables almohadones y brazos puede ser muy práctico para amamantarle.

El ambiente en la habitación del bebé

El ambiente en el que el bebé debe crecer tiene que ser cálido, agradable, cómodo y estimulante.
La iluminación tiene que ser de dos tipos: una en el techo de la habitación y otra más pequeña con menos potencia que colocaremos en la mesita de noche o en la pared para utilizar en caso de que el bebé requiera cuidados durante la noche. Una luz tenue puede ayudar al bebé a que reconcilie mejor el sueño.

La luz natural es muy importante, las cortinas pueden hacerse de muchas maneras, depende del tipo de ventana, el tamaño y la luz que entre. Son convenientes visillos en el centro color blanco, cortinas de colores en los lados y preferiblemente que sean cortas.

La ventilación tiene que permitir que el aire se renueve. Es recomendable mantenerla durante el día entre 22 y 24 grados, durante la noche unos 19 o 20 grados si el bebé duerme con saco de dormir. Esto es fundamental para que el bebé se sienta a gusto.

No fumar en ella, no dejar que las mascotas entren en la habitación. No sobrecargar la habitación con objetos, peluches y adornos innecesarios con la excusa de tenerla lo mas completa posible. Una habitación cargada de objetos es más difícil de limpiar y la limpieza es un factor importante para la salud del bebé.

El suelo, preferiblemente que sea de madera y no moqueta ya que es más fácil de limpiar y no se acumulará tanto el polvo en la habitación. Se puede colocar una alfombra de fibras naturales que se puede utilizar como una cómoda zona de juegos.

Seguridad en la habitación

La habitación del bebé tiene que ser la más segura de toda la casa, ya que nuestro bebé pasará mucho tiempo en ella y a veces sin nuestra supervisión. Por lo tanto es importante seguir estas recomendaciones:

  • El modelo de la cuna es importante. Tener en cuenta la separación entre los barrotes para que la cabeza del bebé no se salga (máximo 6 o 7,5cm de separación entre barrotes). Nuca colocarla al lado de cortinas, lámparas y de la calefacción. No poner almohada mientras el bebé no pueda cambiarse de posición por él mismo, esto evita el peligro de asfixia.
  • Cuidado especial con los enchufes colocando protectores. Evitar cables por el suelo.
  • Todas las esquinas deben ser redondas nunca puntiagudas evitando así posibles golpes.
  • Los cajones deben tener topes, al igual que las puertas.
  • Pintaremos las paredes con pinturas especiales que sean naturales y no tóxicas. Pintar en colores neutros o pasteles, como el beige y amarillo claro. Los colores fuertes no son recomendables, pueden estresar al bebé.
  • En las ventanas colocar rejas o quitamiedos.
  • Evitar los objetos o adornos de cristal o cerámica que puedan romperse y dañar al bebé.
  • Los muebles deben ser funcionales y seguros. Siempre optar por marcas homologadas y serias que se dediquen a hacer mobiliario infantil.

Más allá de todas las sugerencias y consejos sobre cómo decorar la habitación del bebé, lo importante es que tanto los padres como el bebé se sientan a gusto y que refleje el gusto de la familia. Su habitación es el refugio del bebé, el sitio donde va a descansar y también donde juega y se divierte. Haz de este espacio un sitio agradable, cómodo y seguro para lo que más quieres, tu bebé.

Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...