No es ningún secreto que es realmente necesario que cada persona pueda disponer, por lo menos, del conocimiento en dos idiomas importantes. En nuestro caso, el idioma español es fundamental y nos permitirá disponer de una lengua muy fuerte a nivel mundial.

Pero el aprendizaje de otro idioma fuerte (inglés), nos abrirá muchas puertas en muchos ámbitos, tanto personales como profesionales. Para nuestros niños esto puede significar una mejora notable en el día de mañana, haciendo que se desenvuelvan mejor y puedan optar a trabajos mejor valorados, y a disfrutar del mundo entendiendo a la gente.

¿Por qué debe mi hijo aprender otro idioma?

Con este artículo no pretendemos decidir por ti, lo único que queremos hacerte ver es que una educación bilingüe puede ser la opción más interesante y ventajosa para tu “pequeño” amor, contando además, que tendrá la ventaja de empezar con otro idioma desde una edad muy tierna, una ventaja que es considerable.

Un buen método de partida es matricular a tu retoño en un colegio mixto, lo que le permitirá desarrollar las dos lenguas con mucha facilidad y en un ambiente de diálogo permanente que hará que los idiomas sean, como se suele decir, un “juego de niños”.

Aunque hay una cantidad considerable de escuelas bilingües, otra opción muy interesante es apuntarlo a clases de inglés. El profesorado en estas academias tendrá su propia metodología e irán avanzando paulatinamente como el niño, permitiendo que el aprendizaje de una lengua extranjera vaya avanzando conforme las bases están más solidas.

El debate está servido

Son muchas las voces autorizadas que ven ventajas en este tipo de prácticas, aunque también podemos encontrarnos con gente que no ve el bilingüismo precoz como una buena idea.

Para la doctora y directora de la investigación sobre el bilingüismo en la Sociedad Americana, Laura Pettito, cuándo los críos son expuestos a dos lenguas distintas, “crecen como si tuviesen dos seres monolingües alojados dentro de su cerebro”.

Para Pettito no hay ningún tipo de inconveniente en que los niños afronten este tipo de prácticas,  ya que a diferencia de las creencias populares, “no se produce ningún tipo de contaminación lingüística ni retraso en el aprendizaje”.

No es menos cierto que hay muchos expertos que defienden  el retraso a la exposición de una segunda lengua, debido a que puede haber cierto tipo de interferencias hasta que nuestro hijo domine la lengua primaria.

Hechos que son dogmas

Es un hecho que los niños pequeños tienen menor dificultad para aprender un idioma que los adolescentes o los adultos, ya que tienen mayor capacidad de entender mensajes sencillos para su posterior reproducción.

A tener en cuenta

No podemos decirte cuál es la mejor opción que debéis tomar, pero no sería mala idea hacer una prueba y comprobar si realmente es beneficioso para vuestro hijo la educación en dos idiomas. Ya se sabe que el conocimiento es poder.

 

Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin Votos)
Loading ... Loading ...