Si estás embarazada o conoces a alguien que lo esté, es necesario que sepa acerca del “estreptococo del grupo B” (también llamada GBS, estreptococos del grupo B o estreptococos en bebé) es muy común en todas las mujeres y puede transmitirla a su bebé en el momento del parto. Su bebé puede enfermar gravemente y hasta morir si no te haces las pruebas y no recibes tratamiento adecuado.
A partir de ahora el test de estreptococo GBS es obligatorio por ley y debe practicarse control y prevención entre las 35 y 37 semanas de la gestación. El estreptococo del grupo B es una bacteria (microbio) que puede provocar el parto prematuro, infección posparto y transmitir al recién nacido enfermedades graves como la meningitis. Esta bacteria puede encontrarse en el aparato digestivo, urinario y genital.

El análisis consiste en hacer un cultivo de piel en la fututa mamá para detectar la presencia de la bacteria. Además su médico también le puede hacer un examen en la vagina y el recto mediante introducir un algodón compacto, semejante a una citología, para ver si la bacteria está dentro del cuerpo. Los cultivos con más de 5 semanas puedes ser no válidos, por lo que deberán repetirse. Según encuestas, una de cada cinco mujeres presenta esta bacteria.

 

Síntomas de estar infectada por estreptococo

El estreptococo GBS puede causar una infección en el útero antes o después del nacimiento. Cuando la infección se produce antes del nacimiento se llama corioamnionitis y produce fiebre, sensibilidad en el útero y un aumento en la frecuencia cardíaca del bebé.

En algunos casos hay mujeres que padecen esta infección antes del nacimiento es posible que no presentan ningún síntoma y por lo tanto es imposible detectarla. La infección puede incrementar el riesgo de:

  • Rotura prematura de las membranas (antes de la 37 semana de gestación)
  • Parto prematuro.
  • Muerte del feto.

Si la infección del GBS se produce después del nacimiento, los síntomas son fiebre, dolores abdominales y la aceleración del pulso. Al administrar en ese momento antibiótico, por lo general se consigue curar la infección uterina post-parto en pocos días.

 

¿Qué puedo hacer si estoy infectada?

Si la prueba da positivo, su médico le mandará tomar tabletas de antibióticos durante el embarazo hasta que des a luz. Después en el momento del parto recibirás antibiótico por vía intravenosa, para matar las bacterias. De esta manera lo más probable es que el bebé no contraiga la infección.

Los inconvenientes de administrar antibióticos de manera preventiva, puede provocar reacciones serias en madres alérgicas a la penicilina. Si eres alérgica a la penicilina es importantísimo que se lo digas a tu médico.

 

¿Existe alguna vacuna contra el estreptococo?

No, no obstante, los investigadores están desarrollando y probando vacunas para administrar antes o durante el embarazo, para prevenir la infección del GBS en las madres y en los bebés. Si el parto se presenta con cesárea, es posible que no necesite antibióticos.

 

¿Puedo contagiar a mi bebé?

El estreptococo es una enfermedad bastante común y benigna en la mujer embarazada, sin embargo a veces puede ser letal para el recién nacido. La probabilidad del contagio del bebé es bastante baja (uno de cada 200) pero aún así el contagio puede darse.

Para saber si el bebé se ha contagiado de estreptococo se efectúa un frotis auricular y otro nasal. Los síntomas aparecen durante las 24 horas de vida. Tendrá palidez, inapetencia, vómitos abundantes y musculatura poco tónica. En algunos casos los síntomas pueden aparecer hasta los tres meses de vida.

Los bebés con infección tardía por lo general padecen de meningitis o septicemia (infección en la sangre). A pesar de recibir tratamiento con antibióticos, aproximadamente el 5% de los bebés contagiados por el GBS no sobrevive.

Los bebés prematuros (aquellos nacidos antes de cumplidas la 37 semanas de embarazo) corren un riesgo mayor de morir de la enfermedad que los bebés a término (nacidos después de la 39 a 41 semanas de gestación).

La mayoría de los bebés que sobreviven el GBS se desarrollan normalmente. No obstante entre el 20 y el 30 por ciento de los bebés que desarrollan meningitis, sufren daños neurológicos permanentes, parálisis cerebral, pérdida de vista y de la audición, retraso mental, problemas en el aprendizaje y convulsiones.

 

Factores que aumentan el riesgo:

  • Antecedentes de dar a luz a un bebé con EGB.
  • Que la madre tenga una fiebre por encima de 38º durante el parto.
  • Que la madre tenga EGB en su tracto gastrointestinal, reproductor o urinario.
  • Que sea bebé prematuro.
  • Ruptura de membranas, más de 18 horas antes de dar a luz al bebé.
  • Uso de monitoreo fetal intrauterino durante el parto.

 

A tener en cuenta

Los hospitales que tienen protocolos para prevenir las infecciones de estreptococo de grupo B, tienen una menor cantidad de casos de recién nacidos infectados por esta bacteria.

Si en tu hospital no te dicen de realizarte la prueba de estreptococos para su prevención, es importante que tú pidas realizarte dicha prueba.

 

Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...