Especialmente para la mamá primeriza el trabajo del parto es su mayor preocupación. ¿Cómo serán los dolores del parto y alumbramiento? ¿Cómo sobrellevaré el dolor? ¿Durarán mucho?. ¿Será conveniente ponerme la epidural?.
Por lo tanto la información es el arma más eficaz para evitar el miedo. A diferencia del pasado, las mujeres de hoy están más preparadas e informadas para afrontar este momento.
En este artículo encontrarás toda la información necesaria para resolver tus dudas, miedos y temores ante la inminencia del parto.

El parto siempre se ha asociado con dolor y sufrimiento, pero cada mujer es distinta y percibe el dolor de manera diferente. Algunas dicen que el parto es un auténtico martirio mientras que otras dicen que no es para tanto, que casi ni se han enterado. Lo importante es ir con confianza sabiendo que el parto es un proceso natural que supone el final del embarazo y que el médico o comadrona además del papá estarán para ayudarte en ese gran momento de tu vida.

 

Fases del parto

  • Expulsión del tapón mucoso.
  • Dilatación del cuello uterino.
  • Parto (nacimiento del bebé)
  • Alumbramiento (expulsión de la placenta)

Expulsión del moco mucoso

El tapón mucoso que se forma en el cuello uterino cuando la mujer se queda embarazada, es una especie de moco espesa que evita las infecciones del feto por la subida de gérmenes. En el momento que se expulsa ese tapón, estamos preparadas para la dilatación y el parto.
El tiempo que tarda el tapón en desprenderse puede oscilar entre 24 horas y siete días inmediatamente antes del parto.

Dilatación

La dilatación del cuello uterino o empieza a medida de que las contracciones en la madre se intensifican y la cabeza del bebé encaje en la pelvis de la futura mamá, haciendo sitio para salir unos 10cm aproximadamente y pasar al canal del parto.

Por lo general la duración aproximada de esta fase de dilatación en una primípara (mamá por primera vez) es de 8-12 horas, mientras que en una multípara será de 6-8 horas.

En esta fase de dilatación suele romperse la bolsa de la placenta, sino ha sucedido antes, pero en algunos casos puede llegar íntegra hasta la dilatación completa.

Parto

La parto o dar a luz, se produce cuando el médico consiga ver 3 o 4cm de la cabeza del recién nacido. Esto ocurre cuando el cuello del útero está completamente dilatado. Ahora es el momento de ayudar al bebé a nacer empujando con todas las fuerzas desde el útero hacia abajo.
El expulsivo suele durar entre 5 minutos a hora y media, dependiendo de la forma física de la madre, de su pelvis, de cómo venga el bebé, suele ser más rápido si la mujer tiene más hijos.

En esta fase a veces se realiza la episiotomía que es un pequeño corte en el periné para facilitar la salida al exterior del bebé. No siempre se realiza, pero a veces es necesaria para evitar desgarros por la presión que ejerce la madre y el bebé. Por lo general suele cicatrizar sin problemas.

Alumbramiento

Después del nacimiento y con contracciones no dolorosas se expulsa la placenta entre 5 minutos o media hora después del parto. A la expulsión de la placenta se llama alumbramiento.

Se comprueba que la placenta esté completa y que se han expulsado todos los tejidos, se procede a suturar la herida de la episiotomía.

Después de que el útero se ha contraído a su ser y que no se sangra demasiado, las enfermeras limpiará bien la zona genital y llevarán a la nueva mamá a su habitación, por fin con su bebé en brazos.

 

Anestesia epidural

La decisión de usar la anestesia epidural es sin duda de la futura mamá, sabiendo las ventajas y desventajas de su uso.

La anestesia epidural debe tenerse en cuenta cuando el dolor de las contracciones del parto, impiden una buena colaboración de la madre en el parto, cuando la dilatación del cuello uterino es muy lenta o cuando sea necesario utilizar fórceps para ayudar al bebé a nacer.

La anestesia epidural es una inyección que se coloca en espacio ubicado entre la columna vertebral y la parte extrema de la médula que bloquea la sensación del dolor provocada por las contracciones a nivel abdominal y a veces los miembros inferiores sin bloquear ninguna facultad mental.

No todas las epidurales son efectivas, en próximos artículos se darán mas detalles de esta anestesia que aunque tiene mucha popularidad en nuestros días, generan muchas dudas en las futuras mamás.

 

A tener en cuenta

La futura mamá debe informarse de forma precisa de cómo se va a desarrollar el parto, para su tranquilidad.

Asistir a clases de preparación al parto son de gran ayuda.
Elegir una persona de apoyo (generalmente el padre), que esté presente en ese momento para sentirte segura y arropada en todo momento.

Dormir y descansar todo lo posible ante de que se produzca el parto para ir en la mejor forma física posible.

 

Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
Loading ... Loading ...