Ser padre es una de las cosas más bonitas y mágicas que podremos encontrarnos en nuestra vida. La decisión de serlo y el proceso son momentos realmente “mágicos” y que estamos seguros que a muchos de vosotros os dibuja una mueca de ilusión y alegría.

Durante este período se abre un frente de optimismo y nuevos proyectos, pero también pueden surgir dificultades que tendremos que tener presentes. No estamos intentando desanimarte, ni mucho menos, solo intentamos ser lo más realistas posibles para que encuentres respuesta a muchas preguntas que puedan surgir en tu subconsciente.

 

La buena noticia

La noticia de que seremos padres nos llena, en un primer momento, de una satisfacción plena tanto para ti como para tu pareja e intentarás buscar nuevos proyectos relacionados con la criatura que traerás al mundo.

Estarás algo sensible, pero si es realmente lo que buscas lo disfrutarás plenamente.

 

Los meses de embarazo y una sensación…”diferente”

Todo en estos primeros meses de gestación es bonito, pero tienes que ser consciente de que habrá cambios en tu vida y que la realidad de un bebé está muy cercana. Quizás te cueste un poco en algún momento incorporar esta “novedad”, pero paulatinamente será un presente muy gratificante por el que merece la pena realizar un esfuerzo.

Tu pareja puede estar un poco más distante contigo. No te preocupes, es algo normal y no debemos enojarnos en ningún momento.

 

Algunos consejos prácticos para que todo vaya lo mejor posible

  • Sé consecuente con los cambios:

Durante la etapa de embarazo es muy posible que pueda haber algún conflicto debido a esta nueva realidad. No luches contra ella, intenta incorporarla lentamente para que luego puedas disfrutarla sin sufrir ningún “shock”.

  • Comparte emociones con tu pareja:

Este período es algo sensible y no debemos ocultar nuestros sentimientos hacia nuestra pareja. Esto fortalecerá nuestros lazos con ella y con el bebé.

  • Aunque no puedas prestar mucha ayuda, intenta ofrecerte:

Aunque este tipo de cosas suelen ser tratadas más profundamente desde el lado femenino, no debemos olvidar que nosotros somos el padre y por ello debemos ofrecer apoyo y toda la ayuda necesaria a nuestra pareja. Estamos ahí, no somos “floreros”.

  • Cuando nazca el retoño no te marques metas imposibles:

Tú quieres ser un padre perfecto y por ello buscas darle todo al recién nacido que acaba de llegar. Está muy bien, pero intenta hacer las cosas desde una perspectiva realista para evitar que te satures.

Muchas veces menos es más.

 

A tener en cuenta

Este período es un tiempo de protección, sentimientos y cuidados para tu pareja y para ti. Háblalo con tu “media naranja” para que todo quede perfectamente estudiado y puedas disfrutarlo más.

 

Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin Votos)
Loading ... Loading ...