Cocina divertidaQuizás eres de esas mamás (o papás) que han pensado alguna vez en cocinar con sus hijos en casa y hacer un delicioso pastelito o una pizza casera, pero que, inmediatamente después de ese pensamiento les ha venido una terrorífica imágen en su mente en la que aparecía todo el suelo lleno de harina, sus hijos bañados en tomate frito y los muebles con distintos ingredientes resbalando por las puertas.

Por el contrario, puede que seas de los valientes que han superado esa escalofriante imágen y han probado la experiencia, pero te has pasado todo el rato diciendo frases del estilo; “No toques eso que quema”, “cuidado con el plato no se te caiga”, “no juegues con la masa”… y al final lo que debería haber sido una aventura divertida se ha convertido en una sesión estresante para ti y para tus hijos.

Así que, ¿cómo podemos hacer partícipes a nuestros hijos de buenos ratos en la cocina? O mejor, ¿te has preguntado alguna vez qué opinan los niños sobre cómo debería ser una sesión de cocina?

Observa en el siguiente video un manifiesto de los niños dirigido a los padres. Presenta cinco normas para que cocinar vuelva a ser divertido, pero sobre todo, para atraer a los niños de nuevo a la cocina. Un espacio de la casa que debería ser un lugar para estar todos juntos, sin miedo a manchar y libre de riñas.

Observa el manifiesto “Cocinar con los padres”:

 

Un informe elaborado por IKEA y titulado La vida en el hogar, confirma que casi la mitad de los padres tienen la sensación de no tener tiempo para jugar con sus hijos. Naturalmente, casi todos se sienten culpables por ello. Al mismo tiempo, la mayoría de los niños carecen de conocimientos básicos sobre alimentación y habilidades de cocina, como consecuencia de que los padres no superan los miedos al desorden y el estrés que causa dejarles entrar en la cocina.

Otros datos esclarecedores del informe son que:

  • Dos de cada tres padres consideran que es importante que sus hijos participen en la cocina.
  • Nueve de cada diez padres afirman que ya dejan participar a sus hijos en las actividades relacionadas con la comida, pero en realidad los niños ayudan principalmente recogiendo los platos y haciendo otras tareas relacionadas con la limpieza. Es decir, la parte más aburrida…

Ahora, ¿cómo les gustaría a los niños que fueran las cocinas? ¿Qué elementos consideran ellos que deberían tener para que fueran un espacio más divertido?

Descubre en el siguiente video lo que ocurrió cuando se planteó esto a un grupo de niños.

 

Cocinas más divertidas

La cocina es una de las zonas de la casa donde más tiempo pasamos cada día, así que, ¿por qué no aprovecharlo para estar junto a nuestros hijos? Solo hay que desprenderse de las inseguridades y construir un área realmente confortable y segura para los más pequeños. Si lo pensamos desde el punto de vista de un niño, la cocina podría ser la habitación más divertida de la casa y el lugar ideal para aprender un montón de cosas divertidas y prácticas. Todo depende de nosotros.

Si aprendemos a escuchar a los niños descubriremos que tenemos una oportunidad de oro para acercarnos más a nuestros hijos pasando más tiempo con ellos. Y no hay que ir muy lejos. Está ahí, justo en el pasillo de casa. Solo hay que dejarles entrar de verdad en la cocina para que ellos sepan que es el momento de estar juntos, de aprender, de pasarlo bien y, por supuesto, de cocinar con los padres.

Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...