Los niños superdotados se caracterizan por tener una capacidad intelectual muy elevada, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se habla de superdotación cuando el niño presenta un cociente intelectual igual o superior a 130 puntos, que les permite adquirir una mayor cantidad de conocimientos con más rapidez y facilidad que los demás niños de su edad.

Suelen ser precoces (aunque no siempre) poseen un rendimiento intelectual muy elevado, por lo que destacan en casi todas las materias, y manifiestan un talento especial en muchos campos, como la música, el arte, las matemáticas y el lenguaje.

Un niño superdotado puede identificarse ya en los primeros meses de vida. Reconocer de forma temprana esta capacidad es fundamental, puesto que estos niños requieren unas necesidades educativas y una atención especiales.

 

¿CÓMO SÉ SI MI HIJO ES SUPERDOTADO?

Existen algunas características que no permiten a los padres y profesores reconocer a un niño superdotado. Aquí te mostramos algunas de las más frecuentes:

1.- Los niños superdotados aprenden a hablar a una edad muy temprana. Dicen la primera palabra a los seis meses y pueden mantener una conversación entre los 18 y los 24 meses.

2.- Comienzan a sostenerse de pie a los seis meses y a los nueve meses ya caminan sin ayuda.

3.- Suelen empezar a leer muy pronto, normalmente a los tres añitos, y con muy poca ayuda. Muestran mucho interés por la lectura y les gusta consultar libros como los diccionarios o enciclopedias.

4.- A los tres años y medio, ya pueden sumar y restar con números hasta el 10.

5.- Son niños muy habladores, extremadamente curiosos y suelen hacer preguntas constantemente. Siempre quieren saber el porqué de las cosas.

6.- Demuestran mucho interés por aprender cosas nuevas. Procesan la información con una eficacia y rapidez sorprendentes.

7.- Tienen una memoria asombrosa, suelen ser muy creativos, la mayoría poseen una imaginación desbordante.

8.- Son independientes, no les gusta someterse a la autoridad y pueden llegar a ser muy desobedientes.

¿EL NIÑO SUPERDOTADO NACE O SE HACE?

Los especialistas coinciden en afirmar que la inteligencia no es sólo una cuestión de genes, el niño hereda la capacidad intelectual de sus progenitores, aunque el posible potencial del pequeño se verá incrementado o disminuido en función del ambiente familiar en el que crezca.

Un niño superdotado puede tener también problemas en el colegio, ya que tiende a aburrirse en las clases. Por ello, no siempre son los que sacan mejores notas. Algo parecido sucede con sus compañeros: los niños superdotados pueden ser conflictivos, pues piensan que los demás niños no les entienden

Es necesario que los padres hablen con los profesores sobre el tipo de aprendizaje que conviene al niño. Una opción es incluir al pequeño en un curso superior, aunque no siempre es la solución más acertada. También existen programas complementarios de educación, dirigidos especialmente a niños superdotados, en los que se imparten clases extraordinarias sobre cualquier tema.

 

A TENER EN CUENTA

Lo niños superdotados pueden ser estimulados intelectualmente, pero no hay que equivocarse: lo importante es motivar al niño a aprender cosas conforme él lo vaya pidiendo. Nunca hay que obligarlo o forzarlo ya que podría acarrear al pequeño serios problemas emocionales.

 

 

Valora este artículo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin Votos)
Loading ... Loading ...